miércoles, 13 de julio de 2011

Urrao es mi pueblo #7


Indalecio Restrepo D., enmarca dentro de su misión pastoral la actividad de defensa de la sociedad, en especial los más desfavorecidos, que desarrolla en este radioperiódico. Lee a Isaías capítulo 50, versículos 4 a 11.

Recrimina los insultos, infundios y aún calumnias de anónimos o perfiles falsos contra él en Facebook. Recuerda la queja que formuló al personero el 21 de enero de 2010, remitida por éste al Procurador, y que ha sido ignorada hasta el momento. Denuncia la agresión verbal en aquella oportunidad proferida por un aúlico del burgomaestre local.

Ilustra sobre el concepto de mitómano, mentiroso compulsivo que llega hasta a creerse sus propias mentiras. Señala un texto en una revista del Congreso donde el alcalde se arroga dos doctorados y hasta haber escrito un libro.

Resalta la belleza geográfica o paisajística de Urrao y sus ingentes recursos hídricos. Narra la anécdota con una señora que deslumbrada por la publicidad de Urrao tenía una opinión infundada de las calidades de sus administradores.

Narra la historia del inmueble donde funciona la alcaldía incendiada el pasado domingo, terreno adquirido por escritura 328 de 1936, vendió A. Varela, se inició la construcción del hospital, suspendida y luego reiniciada en septiembre de 1957, concluida la obra en 1960 cuando se instaló allí el Hospital (este funcionaba en una casona demolida donde está ahora el asilo de ancianos). El hospital funcionó allí hasta 1976, posteriormente fue objeto de una radical y generosa remodelación para la hostería cacique Toné de Turantioquia. (La afirmación de que la construcción tiene 90 años es inexacta).

Dice que Nilser González, conocido como "Niche", en la mañana del pasado domingo (10 de julio de 2011) en comentarios callejeros le endilgaba la autoría del incendio de la Alcaldía. Indica la importancia de conservar archivos, en el caso que narra en su anécdota para defensa de los administradores frente a eventuales denuncias infundadas, calumniosas o temerarias.

Difunde la manifestación del Procurador Marín Ortegón en el Concejo de Urrao en marzo pasado donde ilustra a los concejales que Indalecio no es sujeto disciplinable, invita a denuncias por presuntas injurias y calumnias, y menciona la posibilidad de sanciones por supuestas denuncias temerarias.

Denuncia con alusiones concretas la inacción y subjetividad de los órganos de control. La ausencia de celador en la alcaldía la noche del atentado pirómano, y serios indicios que evidencian mano criminal en el incendio. Describe hechos que delatan la corrupción generalizada en la alcaldía de Urrao. 

Concluye con los compromisos de apoyo a Bomberos en el Plan de Desarrollo, recrimina la falta de equipos de protección de los bomberos voluntarios, ni siquiera cascos. Lee los deberes del alcalde establecidos en la ley 322 de 1996. Recalca los significativos recursos asignados por sobretasas a impuesto predial e Industria y comercio para bomberos establecidos en los acuerdos 41 del 9 de marzo de 2009, y Acuerdo 82 de 2011.

Por último denuncia el bochornoso y hasta grotesco, ridículo o petético incidente del Personero en horas laborables en oficios de aseo en momentos en que tenía una cita asignada por él a Javier Pereira para recepcionar una queja o solicitud de investigación. Cuando el citado ciudadano lo localizó casualmente en la tarde del lunes, horario de la cita, al preguntar para cuándo quedaría aquella, el Personero respondió dirigiendo el chorro de agua de la manguera con que lavaba unos muros hacia el ciudadano Pereira.

2 comentarios:

  1. Los anaqueles donde se encuentran los sobres de manila me imagino que los tienen para la venta. Un archivo donde se guardan documentos sobre los manejos de dinero del municipio y otros otros ducumentos tiene que estar en un lugar seguro y a prueba de fuego(candela) Aqui se ve negligencia del Señor alcalde y de la contraloria departamental al permitir el guardar los archivos del municipio en anaqueles de madera.

    ResponderEliminar
  2. La actual administracion no ha sido del agrado de Indalecio Restrepo. Les ha dado en el blanco sin querer queriendo. Es el unico que le ha dicho a Luis Ernesto lo que es. Invito a Richard y Reinaldo a que se unieran en busca de los intereses de la comunidad de Urrao; llego a la conclusion de NO HACER POLITICA.

    ResponderEliminar