sábado, 28 de enero de 2012

El alcalde transpira veneno por el canal Aupur 2

 Este programa fue producido con equipos y personal técnico del canal comunitario Aupur del municipio de Urrao, los costos del personal de producción (personal voluntario) fueron compensados con dineros públicos. El dueño de los derechos de autor es el municipio de Urrao, que es una entidad territorial del Estado Colombiano, por tanto es un documento público no sujeto a reserva alguna.

Hago esta publicación con el doble propósito de divulgar el uso inadecuado de dineros públicos en cuanto se usan para promocionar la subjetividad del alcalde (la supuesta periodista que lo "entrevista" es una subalterna suya pagada con presupuesto del municipio de Urrao), y como prueba documental en investigaciones de ley que promoveré contra el (ex) alcalde Vélez Madrid, en defensa y reivindicación de mi honor, honra, intimidad, buen nombre y la propia supervivencia.

En este último programa del cuatrienio del alcalde luis ernesto vélez madrid, producido y emitido por el canal comunitario de Urrao, Aupur, el burgomaestre transpira sus humores mezquinos y socarrones contra las personas críticas de su gestión. Lo hace en los primeros minutos del programa de media hora. Lanza un dardo envenenado contra un veedor ciudadano que ha documentado parcialmente algunas acciones dudosas y presuntamente ilegales o aparentes raponazos al erario (www.urrao.org, Control social), circunstancia que torna lo que solo parece ser el punible de injuria, en una acción socarrona o solapada a fin de anticipar explicaciones frente a eventuales atentados contra la integridad física del veedor ultrajado de palabra.

Este programa semanal se emitió durante todos los sábados del cuatrienio 2008-2011. Desde el 12 de julio, fecha de promulgación de la Ley 1474 de 2011, Estatuto anticorrupción, este alcalde presuntamente violó el artículo 10 de dicha ley,

La ley dice:

"ARTÍCULO 10. PRESUPUESTO DE PUBLICIDAD. Los recursos que destinen las entidades públicas y las empresas y sociedades con participación mayoritaria del Estado del orden nacional y territorial, en la divulgación de los programas y políticas que realicen, a través de publicidad oficial o de cualquier otro medio o mecanismo similar que implique utilización de dineros del Estado, deben buscar el cumplimiento de la finalidad de la respectiva entidad y garantizar el derecho a la información de los ciudadanos. En esta publicidad oficial se procurará la mayor limitación, entre otros, en cuanto a contenido, extensión, tamaño y medios de comunicación, de manera tal que se logre la mayor austeridad en el gasto y la reducción real de costos.
"Los contratos que se celebren para la realización de las actividades descritas en el inciso anterior, deben obedecer a criterios preestablecidos de efectividad, transparencia y objetividad.
"Se prohíbe el uso de publicidad oficial, o de cualquier otro mecanismo de divulgación de programas y políticas oficiales, para la promoción de servidores públicos, partidos políticos o candidatos, o que hagan uso de su voz, imagen, nombre, símbolo, logo o cualquier otro elemento identificable que pudiese inducir a confusión.
"(Inciso modificado por el artículo 232 del Decreto 19 de 2012. El nuevo texto es el siguiente:) En ningún caso las entidades objeto de esta reglamentación podrán patrocinar, contratar o realizar directamente publicidad oficial que no esté relacionada con las funciones que legalmente debe cumplir, ni contratar o patrocinar Ia impresión de ediciones de lujo".

Encuentro inaceptable la socarrona atrabiliaria expresión del alcalde, (1:34) "Me molesta mucho cuando en la calle lo tratan de desechable...", por dos motivos. El primero, por ser absolutamente falso: le he consultado a muchas personas de todos los niveles socioeconómicos, y culturales o nivel educativo si han escuchado tal falacia, de inmediato y con ostensible gesto de sorpresa después de un NO rotundo preguntan la razón de la pregunta. Sobra decir que a nivel personal nadie me ha tratado jamás con ese peyorativo repugnante y descalificador exabrupto. Y el segundo motivo, porque tal improperio salga de labios de quien en ese momento aún era el alcalde que fungió durante 4 años como primera autoridad administrativa y de Policía de Urrao.

El artículo 2 de la Constitución Política dice que "Las autoridades de la República están instituidas para proteger a todas las personas residentes en Colombia, en su vida, honra, bienes, creencias, y demás derechos y libertades, y para asegurar el cumplimiento de los deberes sociales del Estado y de los particulares".

El ex alcalde, entonces, escucha una expresión que por motivos conocidos en Colombia por la generalidad de las personas es el anuncio de una condena extrajuicio a la pena capital y no hace nada, y, peor aún, sale cual comadre ablantinosa y babosa, embustera y cobarde a divulgarla por un medio de comunicación en espacio pagado de cuenta de los impuestos que sufragamos todos los colombianos. Las autoridades competentes dirán la última palabra.

En los comentarios de esta entrada, amable y paciente lector, puede opinar acerca de si son o no violados los principios anteriormente transcritos de la Ley 1474 de 2011, o sobre cualquier otro tópico que a bien tenga.

Recursos relacionados:

No hay comentarios:

Publicar un comentario